Servicios Psicológicos

Atención a niños, adolescentes y adultos

Es una forma de tratamiento psicológico de orientación practica, basado en el conocimiento científico

 y de amplio espectro de aplicación, donde no solo el terapeuta participa sino en conjunto con el

 paciente trabajan sobre su mejoría. Su objetivo principal es aliviar el padecimiento haciendo uso de

 técnicas con un método riguroso con validez científica.


La TCC, en un enfoque aplicable a diferentes problemas y ámbitos, no solo se trabaja con trastornos,  sino que resulta efectivo en crisis vitales (dejar de fumar ,perder peso, etc.), problemas familiares, de pareja, malestar emocional  inespecífico (encuentro de identidades); así como el ámbito escolar (cambio de conductas indeseables en niños (berrinches, malas calificaciones, mal comportamiento escolar, etc.) y laboral.

En la TCC nos centramos en resolver problemas actuales de las personas, los situaciones que la aquejan hoy y la hacen sufrir. En algunos casos cuando es necesario hacemos preguntas del pasado, pero el tratamiento esta puesto en solucionar situaciones que no le permiten al individuo continuar con su vivir diario.

Los diálogos entre paciente y terapeuta están guiados por objetivos prácticos, que se descubren a través de un diagnostico inicial.

Por otra parte enseñamos al paciente un conjunto de técnicas que le ayudaran a manejar y resolver problemas, no solo el actual (guiado con el terapeuta) sino los futuros que se le presenten, aplicando lo aprendido.

 Partimos de que el paciente tiene situaciones que le causan molestia, consigo mismo o con quienes le rodean y no han podido resolverlos por sus propios medios. El psicólogo Cognitivo Conductual, ayuda como terapeuta con sus conocimientos científicos a aliviar el padecimiento. Aquí el Terapeuta no permanece callado, con actitud misteriosa y distante, contrariamente mantiene un vinculo humano de diálogo constante con el paciente.

 

 

La duración de una Terapia Cognitivo Conductual es de aproximadamente  de 21 -56 sesiones, con periodicidad  semanal o mensuales, que dependen del diagnóstico y  del compromiso del paciente, pues en la TCC, se trabajas actividades extra del consultorio como parte del tratamiento; cuanto más se dedique el paciente a ellas, más rápido se alcanzaran los objetivos trazados.